Propuestas para saber qué hacer en Asturias en una mini escapada

La Semana Santa y las escapadas que se hacen durante el buen tiempo están a la vuelta de la esquina. Entre planes típicos y algunos diferentes, nos hemos propuesto descubrir algunos lugares cercanos al concejo de Onís, Asturias.

Los Lagos y la Basílica de Covadonga son ya grandes conocidos para todos, por eso nos hemos decidido a respirar aire puro y conocer parajes espectaculares sin salir de España.

Montar en canoa en Halong Bay es toda una experiencia, hacerlo en camello en mitad del desierto también, comer pollo al curry en India, o Ramen en Japón un gusto para nuestros sentidos ¿pero alguna vez nos hemos parado a pensar las opciones que nos ofrecen nuestra geografía y gastronomía?

Pues bien, si contamos con poco tiempo queremos hacerte una propuesta para saber qué hacer en Asturias en una mini escapada. La localidad de Benia de Onís será donde estableceremos nuestro centro base, más en concreto en Casa Morán, un alojamiento rural distinto, a buen precio y en el que te tratarán como a uno más de la familia. Es lo bueno de echar el ojo a un establecimiento que ha sido gestionado siempre por una familia, donde los huéspedes serán considerados como uno más.

Además, y tras hacer la típica excursión de la que ya os hemos hablado al principio, hay que volver a esta casa, o más bien caserón, pues cuenta con 22 habitaciones con baño propio y zonas de descanso compartidas, para degustar el menú que Rosita, una señora que desde 1951 ha logrado consolidarse como uno de los baluartes de la típica gastronomía astur, pese a que lleva abierto desde 1933. Por 15€ tendrás un menú que incluye como primeros: fabada, pote o arroz, y de segundos: ternera guisada en salsa, cordero al horno, callos con chorizo o bacalao con pisto, acompañados de vino de la casa, bastante aromático a frutos secos, por cierto. Por supuesto no nos olvidamos de los postres, esos que prepara, al menos el arroz con leche, la jornada previa a nuestra degustación, y que cuando entras en el alojamiento embarga cada rincón a ese olor típico de limón y canela. Pero además tienes para elegir milhojas, flan, queso gamoneu con dulce, yogures artesanos, etc.

La jornada sigue y no podemos pensar en una siesta, aunque sea lo que más nos apetezca, pues las opciones son muchas y la inmersión en el mundo astur pronto terminará, por eso ahí van cuatro propuestas para que organices como mejor te convenga y saber qué hacer en Asturias en una mini escapada.

1. Nos vamos a hacer el descenso del Sella!!

¿Ya lo has hecho? No hay problema, nunca es tarde para repetir. Montar en canoa puede parecer algo que hagas en cualquier región, pero sin lugar a dudas, hacerlo a principios de la primavera en pleno bosque Atlántico, considerado uno de los mejores de la península y que cuenta con subespecies típicas de la región, algunas amenazadas, es una actividad que marca la diferencia. Pero además de flora, hay fauna en el Sella, si quieres disfrutarla, lo mejor que puedes hacer es remar, pues ir entre los primeros, hará que las demás embarcaciones no las espanten y puedas ver emprender el vuelo a garzas blancas, parejas de patos y mucho más.

Las opciones son muchas, nosotros lo hicimos con Jaire Aventuras. No solo de alquiler de canoas se tratan, si no que uno de sus monitores hizo alarde del talante asturiano y nos contó muchas cosas que sumaron a nuestra experiencia.

Gastronomía en la capital Asturiana, descubrimos El Ferroviario del Bulevar de la Sidra.

2. Cabalgando a caballo por la Comarca de los Picos de Europa con El Dorado.

Antes de seguir, tenemos que decir algo sobre la climatología del Principado, y es que sin lluvia, no hay verde, pero que un día te salga soleado puede hacer que caigas prendado del entorno que tienes a tu alrededor. Algo así ocurrió en nuestra ruta a caballo en la que tuvimos la suerte de contar con una monitora de excepción. La tarde era magnífica, soleada y en las últimas horas del día, lo que hizo de trotar y galopar por primera vez una experiencia religiosa, algo solo apto para valientes.

3. Hemos venido a aprender y a disfrutar de la gastronomía, quesería Maín.

Si hay un queso conocido de Asturias, ese es el Cabrales, aunque he de deciros que no dejéis de probar el queso La Peral. Bueno, pues emprendemos ruta hacia Sotres, un pequeño pueblo a 1050 metro de altitud del concejo de Cabrales, para conocer la quesería Maín y aprender cuál es el proceso de creación entre cuevas y altitudes. Una forma para despertar todos nuestros sentidos, nuestra recomendación no puede ser más clara, que la visites. Además, al final tienes una pequeña degustación de diferentes tipos de queso Cabrales.

4. Acabamos el día en San Martín Gastrobar, muy cerca de nuestro centro base.

Un vino, un cocktail o algunas de sus propuestas gastronomicas para terminar una jornada intensa. Además, depende del momento del año podremos disfrutar de conciertos en su zona exterior y de su piscina, al más puro estilo chill out, solo que en un paraje inigualable.

De copas en el casco histórico de Oviedo, Mala Saña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *