Madrid es hipster sin dejar de ser castizo

Que en Madrid las opciones de ocio y restauración salen de debajo de las piedras no es ninguna novedad. Y que la cara más castiza de la capital es también la que está más de moda también lo sabéis. Porque la cultura hipster y la madrileña se han fusionado para dar paso a un nuevo concepto que vemos hoy en numerosos locales, eventos y hasta propuestas de moda. Se trata del castizo-hipster, presente en los rincones más dispares, desde tabernas molonas con aires ‘antiguos’ y platos típicos madrileños hasta festivales de música con nombres castizos y carteles que suenan a indie-rock alternativo.

Hablamos de lugares como La Revoltosa (Plaza del Rey 4) una taberna para gatos, y con gatos no se refieren a los felinos que se pasean por los tejados, sino al madrileño castizo, y es que en el siglo XVII las gentes de los barrios castizos de Madrid empezaron a autodenominarse gatos, en los ambientes más chulescos, debido a la vida nocturna de la capital, famosa por sus tabernas. Este sobrenombre hacía por tanto clara referencia a la afición del madrileño por salir, merodear, pasearse, socializar, trasnochar y divertirse. Y es que como vemos, esto de la movida madrileña viene de mucho más allá que los 80.

Pero como decíamos los locales castizo-hipster abundan en Madrid, de muchos de ellos ya os hemos hablado en otras ocasiones, como el Verbena Bar en el que lo kisch y el folclore se dan cita para ir de cañas; o la cerveza artesanal de Fábrica Maravillas. Y, por supuesto, igual que hablamos del moderno que imita el castizo, también vemos el castizo de verdad que gusta y llama la atención del moderno: ideas como ir a tomar un cocido madrileño a La Bola, pasar la tarde en el teatro, o ir a tomar unos vermuts a La Carmencita o La Ardosa, se convierten en los planes más hipsters del momento.

Otro ejemplo de este hipster más castizo es el festival Villa Manuela, que tendrá lugar este mismo fin de semana (del jueves 2 al sábado 4 de octubre) con diferentes conciertos repartidos por algunas de las salas más recurrentes del centro como el Ochoymedio o el T-Club.

Y si hablamos de tiendas algunos de los referentes de este concepto se concentran en Malasaña entre la Calle Pez, la Corredera Baja de San Pablo y los alrededores. Hablamos de tiendas como La Antigua, donde no solo puedes comprar ropa entre vintage y moderna y regalitos de buen rollo, sino que también organizan talleres de DIY, charlas y colaboraciones con otros negocios de la zona. O podríamos también trasladarnos al barrio de las letras para encontrar muebles antiguos en alguna de sus numerosas tiendas de decoración, tiendas de toda la vida que se han ido adaptando a los tiempos y que sacan sus propuestas a la calle cada primer fin de semana de mes con motivo del Mercado de las Ranas.

Nosotros nos apuntamos a esto de mantener tradiciones y evolucionar con ellas para seguir disfrutando de lo mejor del Madrid más castizo de la forma más divertida.

castizo hipster chulapas la revoltosa

castizo hipster la carmencita

castizo hipster cultura hipster la revoltosa

foto castizo hipster 2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *