Jungle el nuevo soul británico

Jungle - cover

¿Quién no ha escuchado ya este fantástico grupo británico? Algunos de vosotros, espero. ¿Por qué? Porque son una delicia actual dentro del panorama musical. Si habéis tenido la suerte de no escucharlos aún, os felicito. Vuestro sentido auditivo agradecerá que empecéis a escucharlos con un hambre voraz.

Sobra decir que Jungle ha sabido captar mi atención. Llevo más de un mes escuchándolos ya que quería empaparme bien antes de realizar una entrada de este grupo. No me había pasado nada parecido desde Alt-J, de los cuales esperamos su segundo trabajo de estudio para mediados de septiembre, y esto es algo de agradecer.

El álbum en cuestión del dúo británico empieza con un gran golpe, The Heat encabeza el disco con una base excelente, unos coros muy acertado y una mezcla de instrumentos que consiguen realizar un producto digno de admiración. Conforme uno va escuchando el disco se queda prendado de la magia que desprende. Sin embargo, y entiéndase como una crítica constructiva, el disco podría considerarse monótono. ¿Por qué digo esto? Porque el ritmo es muy parecido en varias canciones, pero, aún así consiguen hacer que no sea un empacho y no puedas parar de escucharlos. No sé si estará hecho adrede, pero en este caso parece que se construya un “hilo argumental musical” bastante acertado.

Si tuviera que elegir algunos hits dentro del trabajo de los chicos de Jungle, elegiría, sin duda, The Heat, que ya os he dicho que encabeza el álbum. Después os envío a Busy Earnin’ (canción que me inició en el grupo), una canción muy fresca que describe la jungla de la vida actual, donde sentimos que nuestro tiempo se nos escapa en busca de un dinero extra, sumergidos en una vida tediosa, según el grupo, que es una vida normal acusada de ser un crimen. De Platoon poco os podría decir, es mejor que la escuchéis y la disfrutéis, preferiblemente con un buen equipo para poder apreciar todo lo que ahí ocurre. Time otras de las canciones llamadas a ser un hito en el grupo, pese a su repetición en el estribillo una y una y una y una y otra vez. Smoking Pixels diría que es la canción más psicodélica del grupo, aún siendo instrumental, transmite algo parecido a la magia. Son of a Gun y Lemonade Lake son las últimas canciones que os recomiendo, la primera por ese rollo tan peliculero y que parece sacada del Bronx; la segunda, porque es la que cierra el disco, con un toque sensiblero y unos sonidos que te envuelven para cautivar tus sentidos.

Aunque, seamos sinceros, aquéllos que no hayáis escuchado el disco, hacedlo, os lo recomiendo entero; y los que sí lo hayáis hecho, retomadlo, pues, como sabréis, no os decepcionarán. Aquí os dejo Busy Earnin’ para que vayáis abriendo boca. ¡Qué aproveche!


1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *