Entrevistamos a Lyann en Valencia

Lyann - concierto 2

Era 27 de diciembre, antes de empezar la gran ventolera que dejó Valencia llena de ramas rotas y hojas secas por los suelos, me encontré con los chicos de Lyann en un bar al lado de la Sala Wah Wah, a eso de las 21:00, pocas horas antes del concierto que daban. Cervezas, risas y una cena previa al concierto fue lo que me encontré cuando llegué. El trato no pudo ser mejor, la complicidad que se notaba entre ellos era auténtica y la hospitalidad para conmigo fue insuperable. Los muchachos de Lyann hicieron gala de la clase y el buen rollo que se respiraba, entre platos que iban y venían, las cervezas que salían de las jarras y algún que otro vendedor de mecheros, papel y rosas, contestaron de manera amable y sincera a las preguntas que, un servidor en su primera entrevista, les hizo:

Cultura Hipster: Mario y Carlos son los creadores del grupo, si no me he informado mal, ¿cómo fuisteis formándoos hasta llegar a ser el número que sois ahora?

Lyann: (Mario) El disco lo tenía en plan amateur, hasta que le enseñé las canciones a Carlos, que era compañero mío de la carrera. Realmente fue él el catalizador del grupo, ya que fue quien me animó a grabarlas en estudio y fue donde conocimos a Álvaro para el bajo. Después llegaron Pablo, que se puso al mando de las teclas, y, posteriormente, Carles con la batería, que fue el último en llegar, ya que empezamos con otro batería.

CH: Tenéis un nombre un tanto fuera de lo común, ¿cómo surgió? ¿de dónde proviene?

Lyann: (Carlos) Mario y yo estuvimos dándole muchas vueltas al nombre, ya que consideramos que es algo muy importante para el grupo. A raíz de hacer unos viajes a Lyon, nos gustaba mucho el nombre y, no sabemos muy bien cómo, llegamos a Lyann.

CH: La portada del disco nos muestra lo que leemos en el título del mismo, ¿fue difícil dar con el nombre que englobe a toda la obra?

Lyann: (Mario) Surgió de manera muy pictórica. La idea del árbol nos llamaba la atención, porque en un principio habían cinco temas que iban evolucionando. Hicimos una especie de comparación con ramas que se subdividen y partes que se puden encontrar en cada una de las canciones. Entonces, al final, nos pareció muy representativo que el título del disco fuera un árbol y cada rama fuera uno de los temas y cada rama más pequeñita una parte de los temas.

CH: En cuanto al disco, es bastante elaborado con una estructura bastante fuerte, ¿quién se encarga de la composición de las canciones? ¿Surgen en los ensayos? ¿Llega alguien con un riff de guitarra o alguna pieza de pieza de piano y ya lo vais trabajando?

Lyann: (Mario) Con las canciones del The Oak las traía compuestas y nos repartíamos el trabajo. Álvaro sacaba sus líneas debajo a parte. Y ahora mismo, conforme trabajamos en temas nuevos, es algo más democrático. Sí que llegamos a hacer una lluvia de ideas. A lo mejor yo llevo una línea de voz, a Carles se le ocurre algún ritmo y a Álvaro le dejamos rienda suelta. (Pablo) La línea que hago al principio del concierto se la envié a Mario por whatsapp. Ahora digamos que nos conocemos mucho más.

Escucha ‘The Oak’, el disco de Lyann

CH: En el álbum derrocháis bastante rock clásico, con alguna que otra pieza barroca e incluso alguna improvisación. Todo esto bajo un paraguas de rock psicodélico que no deja de recordarme a Pink Floyd en ocasiones, ¿es eso cierto? ¿diríais que es una influencia fuerte dentro del grupo? ¿Tenéis algún grupo fetiche?

Lyann: (Mario) Pues, las influencias están ahí. Seguimos en esa línea, pero las canciones van serpenteando al rededor de este estilo. En cuanto a lo que dices de barroco, en las partes de piano, tiene que ver con que escuchamos bastante música clásica y es una influencia que está latente, sobretodo en las lineas de piano. (Carlos) Yo creo que en cuanto a Pink Floyd, no creo que Mario lo haya tenido de referencia al cien por cien, pero si tuviéramos que elegir algún grupo sí que diría que es un grupo fetiche. (Mario) Cada uno trae sus influencias. Realmente, creo que el mestizaje que se consigue es interesante. (Pablo) Mi inercia por tener muchos teclados viene del teclista de MGMT. (Carles) No es cuestión tanto de un grupo en concreto, si no que para mí todos tenemos cierta cultura musical, cierto bagaje y eso creo que es reconocible y no tanto que queramos sonar a una cosa u otra. Buscamos nuestro estilo.

Lyann - concierto 1

CH: A la hora de escuchar música, ¿en qué os soléis fijar? ¿cómo la disfrutáis?

Lyann: (Carlos) Yo, personalmente, me tiene que decir algo. A los detalles que hay en nuestro disco les doy mucha importancia. (Mario) En cuanto a métodos, yo estoy enamorado del vinilo, el sonido no tiene nada que ver con lo digital. Pero si escucho algo digital, con unos buenos cascos para poder digerir y disfrutar más los sonidos. (Pablo) Desde que estoy tocando con ellos, te vas fijando más en los detalles. Fíjate que antes no me ponía vídeos de directos, pero desde que estoy con el grupo lo hago más para fijarme en el comportamiento, como moverse y como actuar.

CH: Por lo que transmite el disco, se nota en seguida que hay mucho trabajo de por medio, ¿os consideráis bastante disciplinados? Tal vez, ¿perfeccionistas?

Lyann: (Mario) Sí que lo somos. A la hora de estar en el estudio, desde luego que nos pusimos perfeccionistas y cuidamos cada parte hasta que hemos estado totalmente satisfechos. Últimamente, desde que está Carles, en los ensayos reina mucha disciplina y trabajo, lo cual está muy bien y nos ayuda a avanzar y pulir los temas. (Pablo) Yo creo que es ahí donde está la diferencia entre tocar normal e ir mejorando. Analizarlo con profunidad. (Carles) Yo, por alusiones, tengo que decir que en cierta manera entiendo lo que dice Mario sobre cómo analizamos los temas en los ensayos. Y, a pesar de haber estado en otros grupos, como los demás, es aquí donde se lleva un criterio de calidad muy alto y constante en las evoluciones y en los ensayos en general. Hay cosas que en este grupo no nos permitimos pasar por alto e intentamos perfeccionar los temas. Creo que hay una buena, y odio esta palabra, sinergia entre nosotros. Te ayuda a ser mejor músico estar rodeado de ellos.

CH: Eso es fruto de las horas de ensayo, ¿no? ¿Cómo se llega a la complicidad entre el grupo? ¿Cómo son los ensayos? ¿Compartís ideas e impresiones para plasmarlas en vuestra música?

Lyann: (Mario) Pues, desde luego sí. El otro día, antes de un concierto, se lo comentaba a la banda que creo que hemos reunido un buen equipo para poder materializar las ideas de unos y de otros. Creo que estamos compenetrados cada uno con sus influencias y estilos, pero hemos entendido lo que queremos hacer con Lyann, aportando todos para ir en la misma dirección. (Pablo) Muchas veces también hay que tomárselo como una empresa que hay que sacar adelante y tiene que ir creciendo. Habrá momentos que estaremos más arriba y otros más abajo, pero de todo se aprende, no todo se trata de estar sólo de risas. Si no se analizan los fallos no se podrán corregir y eso es importante. 

CH: Cuando uno escucha el disco, muchas veces se pregunta sobre cómo encontráis la manera de organizar las canciones de una forma tan sólida, ¿cómo llegáis a esa conclusión?

Lyann: (Carlos) Hombre, eso también nos pasó con el nombre, la portada y las fotos. Mario y yo estuvimos mirándolo minuciosamente. Nos dedicamos horas y tiempo para poder dar con esa fórmula. Tampoco pensábamos que iba a ser así y fue nuestro gusto. (Mario) Sí que pensamos en cómo hacer un orden que tuviera sentido para nosotros, pero no diría que tan minuciosamente, sino que fue fluyendo hasta dar el orden que hemos conseguido.

CH: Además, siguiendo con el conjunto, por lo que parece que transmitís no se puede dejar de pensar que hay formación musical detrás, ¿es el caso?

Lyann: (Mario) Todos hemos recibido algún tipo de formación. Pablo sí que fue al conservatorio, pero todos hemos recibido clases particulares de músicos profesionales. Yo dí bastantes años de piano y después de guitarra. (Pablo) Yo, cuando tocaba en el conservatorio, nunca imaginaba que acabaría tocando con tantos trastos (risas). Fue como entrar en otra dimensión y en otro mundo y, la verdad, estoy muy cómodo aquí.

CH: ¿Se podría decir que Promenade es una especie de interludio que introduce a un pequeño cambio de sonido? Al igual que la introducción a la obra, con Overture, no podría haber sido más acertada. Casi se podría hablar que se ven movimientos, como en las obras clásicas, ¿es así?

Lyann: (Mario) Sí, la verdad que en la composición de Promenade me gustaba que no hubiera el clásico verso-estribillo-solo-estribillo. Me gustaba que hubiera una introducción de piano, una parte muy particular que sería una parte dos, y una parte final que podría ser estribillo pero en realidad es una parte tres. Y sí que lo tiene, realmente son como movimientos, partes diferentes. De hecho, en origen, eran canciones diferentes que acabaron siendo lo que son.

CH: Por otro lado, ganasteis el premio Budweiser del Low Festival, ¿qué supuso para vosotros? ¿Cómo os sentisteis?

Lyann: (Carlos) Sin duda alguna fue una alegría tremenda. Fue lo mejor que hemos tenido hasta el momento. Por un lado el trato que tuvimos allí y, por otro, por como nos sentimos como una banda, no como gente que se junta para tocar solamente. La verdad es que Pablo tiene mucho que ver en esto. (Pablo) Fue algo gracioso porque ya llevábamos tiempo hablando de apuntarnos al concurso, pero lo íbamos dejando. Hasta que llegó el día de antes, por la tarde, volví a insistir y aceptaron. Me metí en la página web, en la víspera justo, y ¡ponía que el plazo estaba cerrado! Y en principio debería dejarnos meter, porque no había pasado el tiempo. Al cabo de horas me volví a meter y ya sí que nos dejaron inscribirnos. Entonces hablé con el resto del grupo y les dije: “Si nos hemos metido aquí, ¡hay que ir a ful!”. Después ya subí un audio y empezamos a conseguir votos, que aprovechamos esta entrevista para agradecer el apoyo de la gente que hizo posible que tuviéramos la oportunidad de tocar en el festival. Fue una gran experiencia. (Carles) En el nivel de chupapollismo ilustrado que tenemos, he de decir que en el grupo hay una buena dinámica de repartimiento de trabajo: Mario se encarga más de componer, otro hace una cosa, el otro otra. Pero en este caso esto fue gracias a Pablo, en un ochenta por ciento, que llegó a soñar con los votos (risas), que es el típico amigo que no querrías tener en el Facebook (más risas). El caso es que es necesario tener a gente motivada en el grupo.

Lyann - concierto 3

CH: Después del disco y los concursos ganados, ¿cómo veis que valora la gente vuestro trabajo? ¿cómo creéis que la gente os ve? ¿Hay bastante aceptación?

Lyann: (Carlos) Aceptación se puede decir que tenemos. No es que seamos el mejor grupo de Valencia, pero hay aceptación. No llegamos a quemar a la gente tocando todos los fines de semana, pero cuando tocamos suele venir bastante gente a vernos. Con lo cual se ve que hay bastante aceptación. (Mario) Lo que nos han dicho algunas veces es que no sonamos a lo que se suele sonar hoy en día. Que llega a ser original y nos lo llegan a agradecer, que no es el típico sonido indie. Intentamos hacer lo nuestro. Quizá no es lo que más vende a priori, pero a la gente que le gusta le gusta y no es algo que se escuche todo los días. (Pablo) Yo creo que a la gente que escucha el disco le gusta y cuando viene a vernos en directo también. Lo principal ahora es que la gente nos escuche y en eso estamos.

CH: Está claro que cada grupo goza de libertad para sin importar, a priori, la repercusión que pueda tener, si no que más bien se disfruta con la música que uno hace, pero ¿qué creéis que la gente espera con vuestra música?

Lyann: (Mario) Escuchar algo diferente, complicado y trabajado. Sabemos que no somos un grupo con súper pegada que haga bailar. Pero sabemos que en nuestros conciertos tienen partes potentes y partes muy emotivas, por decirlo de alguna manera, pero vienes a ver música, que es algo que considero que tiene que imperar ante el “vamos a mover las caderas” o “vamos a hacer esto que va a gustar”. Si tú vienes a un concierto nuestro vas a escuchar música y hay que prestar atención, que habrá alguna parte que, a lo mejor, te puedes emocionar y saltar, ¡claro! Pero lo primero es la música.

CH: ¿cómo valoráis, como grupo, este año?

Lyann: (Carlos) Este año ha sido el año de eclosión de ese huevo que es Lyann. Este año hemos tocado en un festival como es el Low y eso que la formación actual del grupo no lleva ni un año. Hemos podido tocar en un festival, estamos abiertos a tocar en otro y sabemos que es el principio. Mi valoración personal es positiva. (Pablo) La banda ha existido desde diciembre del año pasado y con Carles desde hace muy poco, por abril, un auténtico golpe de suerte. Llevamos muy poco, en verdad, y nos queda mucho trabajo. (Carles) En mi caso veo una banda conjuntada, desde que yo entré hasta ahora he visto que las cosas se han tomado en serio. Igual es una ilusión propia, pero no puedo hablar mucho llevando tan poco en el grupo.

CH: Y ¿qué esperáis de este nuevo año que está por llegar? ¿Festivales, conciertos, nuevo material?

Lyann: (Mario) Nuevo material va a salir sin duda. En 2015 publicaremos algún LP. Y, por ejemplo, volver al Low sería muy bonito, así como también sería interesante tocar en otros festivales. Ahora también estamos mirando para movernos fuera de Valencia, hemos hablado para ir a Zaragoza, por ejemplo, y Murcia. (Carlos) Salir, sobre todo, a festivales, porque parece que hasta que no tocas en un festival no existes en este mundo. Puede que suene algo fuerte esto que digo, pero es lo que parece. (Pablo) Lo guay de este año van a ser las primeras canciones que saquemos, ya que hemos entrado gente que no participamos en la grabación del The Oak, y hay ganas de ver a lo que llegaremos con esta formación. Nos esperan muy buenas cosas para el 2015. (Carles) Hay cierto orgullo el hecho de estar contribuyendo a unas composiciones que de inicio ya tienen una buena calidad, y poco a poco ir haciéndolas mejores. La verdad es que, cuando te ves plasmado en una grabación, parece que no queda todo tan en balde como cuando tocas en directo que el sonido se pierde y no queda plasmado. Sobretodo, lo que esperamos es movernos por el resto de salas de España y, si se puede, salir al extranjero.

Lyann - concierto 2

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>