Eccolo Gelato, la tradición italiana se instala en el centro de Madrid

En el castizo esquinazo de la Calle de la Cruz con Álvarez Gato, un amplio espacio que antes ocupara la conocida jamonería de Enrique Tomás, se ha instalado el verano, que ya nos anunciaba las primeras semanas de marzo, de la mano de Eccolo Gelato. Este negocio de corte familiar que comenzó su andadura en Sotograndre (Cádiz) hace unos años, ahora viene a revolucionar el mundo del helado en el centro de Madrid a base de la mejor tradición italiana.

Nada más poner un pie en el local, que abrió sus puertas el pasado miércoles 20 de marzo, nos sentimos arropados por una acogedora atmósfera de madera, plantas y colores suaves. Tras superar el gran dilema de elegir entre su amplia oferta ¡queríamos probarlo todo! Escogemos una de sus íntimas mesitas para disfrutar de nuestro frío manjar frente a sus enormes cristaleras, nos llevamos una cucharada a la boca y aquí comienza nuestro viaje sensorial a la mismísima Italia, en concreto a la región de Bérgamo. Allí se encuentra la famosa heladería La Pasqualina, que lleva deleitando a la población desde 1912 y cuyo buen hacer fue premiado con la prestigiosa certificación Gambero Rosso en 2018. La historia de Eccolo Gelato está estrechamente unida a la de esta heladería artesanal, de la cual beben sus personales recetas; y es que Alex, el joven maestro heladero, no lo dudó ni un momento cuando se le presentó la oportunidad de pasar casi dos meses allí aprendiendo todos los secretos del helado tradicional italiano.

Los helados de Eccolo sorprenden primero por su cremosidad y su sabor espectacular, y después por la alta calidad de los productos utilizados. Sus ingredientes son todos naturales y en su gran mayoría, ecológicos; contienen la mitad de azúcar y un 25% menos de aire (sí, nosotros también nos sorprendimos al saber que los helados contienen aire), lo que les confiere su característica textura, firme pero suave.

Aquí podremos probar desde helados de frutas hechos exclusivamente a base de agua, lo que los convierte en aptos para alérgicos e intolerantes, a frutos secos u opciones más golosas como la tradicional Gianduja italiana, el sorbete de chocolate Ecuador al 74% de cacao y, por supuesto, recetas de creación propia como la Crema Mediterránea, una exuberante mezcla de almendra, canela, ralladura de naranja y pistacho. Además, también podemos tomar un café o pedir alguno de sus riquísmos batidos o yogures helados con sorbete de fruta.

Nosotros hemos pedido consejo a sus expertos y nos han recomendado la combinación de pistacho con sorbete de chocolate negro o la, mucho más atrevida, vainilla con limón. ¿A qué esperáis para ir y elegir vuestra favorita?

INFORMACIÓN

Dirección: Calle de la Cruz 25
Horario: lunes a viernes 15.00-1.00 / sábados y domingos 12.00 – 1.00

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *